La Central

Navegación

Tal como sucedió en la iglesia primitiva, a causa de la persecución algunos hermanos fueron dispersados por todo el territorio colombiano y allí, donde llegaban, comenzaban a testificar las maravillas del Señor.

Fue así como en: 1954 la familia Quintero llega de Cali a radicarse en Bogotá en el Barrio Tunjuelito cerca de los Molinos (uno de los barios más pobres, no era como los que hoy en día vemos, eran potreros y unos ranchitos. Las pocas calles que comenzaban a abrir no estaban pavimentadas, realmente eran barriales y unos ranchitos muy pobres donde vivían familias numerosas).

La familia Quintero compuesta por los padres, hermanos ya mayores, con su hijo Hermes casado y con sus dos hijas pequeñas eran quienes dirigían las reuniones; el otro hijo quien tocaba guitarra y cantaba especiales. Los hermanos Quintero no eran pastores estaban recién convertidos pero llenos del fuego del Espíritu Santo. Enseguida comenzaron a hacer reuniones (en ese tiempo no se hablaba de culto) en el ranchito que habían tomado en arriendo;rápidamente llegaron las primeras familias: Los hermanos Luis Velásquez y Alicia Velásquez con sus hijos: Luis, Alfonso, Magali, Maria Eugenia; los hermanos Carlos Peralta y Fredesminda Peralta con sus hijos: Josué, Rosalba, Carlos, Mariela, Samuel; los hermanos Jesús Antonio Carreño y Maria Carreño con su hija Blanca, de 5 años; los hermanos Pedro Julio y Blanca de Sarmiento con sus hijos: Luz Marina y José.

En este momento es cuando el hermano Eduardo García tiene que venir de Cali a bautizar en el nombre del Señor Jesús este primer grupo de bogotanos por cuantos la mayoría ya habían recibido el Espíritu Santo.

Hemos recopilado información y testimonios que algunos hermanos ya ancianos nos han dejado en la historia de nuestra iglesia, que en ese entonces era la única. Hoy, somos cerca de 300 congregaciones en Bogotá para la gloria de Dios y seguiremos abriendo obras donde el Señor así lo disponga.